Actualidad

La cerveza como estimador del coste de tu viaje.

Madrid, 21 de agosto de 2015. El turista moderno está considerado como un turista adaptado a los medios del nuevo siglo. Por tanto cada vez son más los que se apoyan en información de utilidad, que les aporte valor a la hora de elegir sus escapadas y tratando de invertir sus ahorros de forma eficiente y eficaz. .

En este sentido, la cerveza es una bebida universal encontrada en todos los puntos del planeta. Ahora bien, el popular brebaje de cebada no cuesta lo mismo en todos los sitios. Para dilucidar mejor este aspecto, el estudio elaborado por GoEuro muestra los diferentes precios de la cerveza en distintos puntos de la geografía, sirviendo como indicador del gasto adicional que deben asumir los turistas. Dicho índice agrupa una lista de 75 ciudades del mundo ordenandolas desde la más barata a la más cara teniendo en cuenta el precio medio de un botellín de 33cl. Una cifra que se obtiene cruzando el precio que tiene esa pieza en un supermercado y el que tiene en un bar. Para ambas se incluyen las cinco cervezas importadas más comunes y la cerveza local más importante. Con todo esto, el turista podrá tener una idea más clarificadora sobre los precios del ocio en dichas ciudades ayudándoles a elegir su destino.

Las que alcanzan las primeras posiciones del ranking son Cracovia (1,48€), Kiev (1,49€) y Bratislava (1,51€) , emplazamientos más baratos del mundo en cuanto al precio medio de la cerveza. La cuarta en la lista es Málaga (1,53€), que presume además de buen tiempo. El Top-5 se cierra con un destino diametralmente opuesto a los anteriores. El tercio en Delhi tiene un coste medio de 1,56€ haciéndola también unas de las ciudades más aptas en cuanto a precio se refiere.

Por contra, al fondo de la lista encontramos a Ginebra (5,64€), Hong Kong (5,50€), Tel Aviv (5,17€), Oslo (4,74€) y Nueva York (4,65€), con las cervezas más caras del planeta. Además del alto nivel de vida de algunas de estas urbes, también han tenido mucho que ver en estos elevados precios los cambios que han experimentado en los últimos meses monedas como el franco suizo o el dólar.

Si llevamos la lista a extremos, el lugar del mundo más barato donde comprar cerveza son los supermercados sevillanos, donde un botellín cuesta 0,47€. Y otra vez Ginebra se lleva el dudoso honor de que en las barras de sus bares se sirva un tercio al desorbitado precio de 9,62€.

El estudio se remata con otros valores más allá del precio, como el consumo anual por habitante. En Bucarest es donde más se bebe. Una friolera de 133 litros por habitante y año. Contrastando con los 4 que se ingieren en El Cairo. De hecho, la poca actividad cervecera de la capital de Egipto le otorga el premio de ser la ciudad de la lista donde menos gasto anual per cápita se produce: únicamente 23€. Por el otro extremo, los habitantes de Helsinki invierten unos 1.378€ al año en el consumo del oro líquido.