Actualidad

Consumir cerveza con moderación en las comidas fuera de casa.

La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) ha presentado una campaña en los servicios de Endocrinología de los hospitales para informar sobre pautas de alimentación fuera del hogar. “Siempre que impere la moderación, la cerveza puede ser una bebida idónea para acompañar las comidas fuera de casa”, ha indicado la Dra. Purificación Martínez de Icaya. El estudio está avalado por la Cátedra Extraordinaria de Bebidas Fermentadas, adscrita a la Universidad Complutense de Madrid

Comer y beber despacio, establecer unos horarios de comida razonables, no espaciar demasiado las tomas, controlar las cantidades de alimentos y la proporción de nutrientes, así como mantener un consumo moderado de cerveza y otras bebidas fermentadas. Estas son algunas de las pautas que establece la guía “Cuida tu peso fuera de casa. Consejos saludables sobre nutrición y consumo moderado de bebidas fermentadas”, elaborada por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), que se difundirá a través de los principales Servicios de Endocrinología de los hospitales españoles.

El objetivo de esta guía es ofrecer pautas sobre hábitos de vida saludables centradas en la alimentación y el control de peso fuera de casa, ofreciendo unas pautas de consumo moderado de cerveza, una bebida fermentada de baja graduación alcohólica y elaborada a partir de ingredientes naturales. “El documento se dirige tanto a las personas que tienen un peso normal pero comen con frecuencia fuera de casa (ya que pueden convertirse en un grupo de riesgo para aumentar de peso), como a las personas con sobrepeso y obesidad, que al inicio de una dieta o en la fase de mantenimiento encuentran barreras a la hora de comer fuera de casa o salir con los amigos a tomar una cerveza”, ha explicado la Dra. Purificación Martínez de Icaya, del Servicio de Endocrinología y Nutrición del Hospital Severo Ochoa de Leganés (Madrid), y co-autora de la guía.

El documento muestra consejos para enfrentarse al plato fuera de casa en diferentes ocasiones. En el caso de comer con táper en la oficina, conviene procurar llevar una comida similar a la que se tomaría en casa, controlando el tamaño de las raciones. En el restaurante, cuando se opta por el menú del día, si el primer plato es muy calórico es preferible compensar con un segundo liviano como carne o pescado a la plancha y un postre ligero. Si se come a la carta, en los primeros platos para compartir habría que seleccionar alimentos de poca densidad energética (verduras, ensaladas, marisco…) y procurar elegir carne o pescado al horno como plato principal. En las ocasiones especiales o celebraciones donde son habituales los excesos de comida, el mejor consejo es disfrutar con moderación.

Además, es importante calmar la sed con agua antes de sentarse a comer y, durante el almuerzo, beber preferentemente agua, aunque es posible tomar una copa de cerveza tradicional o vino si no se tiene que conducir, se está en estado de gestación o existe una contraindicación por problemas de salud. En estas situaciones, se podría tomar cerveza sin alcohol.

Por otra parte, la guía “Cuida tu peso fuera de casa. Consejos saludables sobre nutrición y consumo moderado de cerveza” también pone el foco en la importancia de dedicar tiempo al ejercicio físico, tanto a diario como durante el fin de semana.